Siéntete bien con tu cuerpo y tira de personal shopper para lucirlo

Muchos de nosotros nos matamos a hacer horas en el gimnasio, en la piscina o incluso al aire libre corriendo o caminando para tener un buen cuerpo y sentirnos mejor con nosotros mismos. Y una vez lo conseguimos, deberíamos ser capaces de lucirlo y presumir de eso que tanto esfuerzo nos ha costado. Pero no todos tenemos mano para la moda, así que hoy os recomendamos tirar de personal shopper.

Y es como os decimos, es muy complicado encontrar el look adecuado que os haga sentiros bien y no lo podemos consentir, ya que ir al gimnasio combatiendo la pereza o anteponiéndolo a estar tirado en el sofá de casa descansando tiene su mérito, así que hay que estar orgullosos y mostrarlo al mundo. Tampoco es sinónimo de dinero el tener estilo. De hecho, podemos lucir algo de Zara y que parezca de una gran marca. Hay trucos incluso para esto. Se suele decir que si llevas algo bueno de verdad, como un bolso de piel, lo demás parece ya de calidad, aunque no sea nada más que del montón.

Pero no todos estamos obligados a saber este tipo de cosas. Son consejos que nos puede dar un personal shopper que nos ayude a comprar para saber qué es aquello que nos sienta mejor y nos realza la belleza.

asesoria-en-el-vestir

Para lucir, también hay que saber vestir, además de cuidar el cuerpo.

Yo he de reconocer que probé este servicio hace unos días en Madrid de la mano de Marta San Miguel y estoy encantada con el resultado, así que os la recomiendo si os encontráis tanto en la capital como en Bilbao, que es donde acostumbra a trabajar con sus clientes.

Voy a explicaros un poco como trabaja para que os animéis a probar sus servicios y comprobéis en vuestro espejo los resultados. En su tarea como personal shopper, primero tiene que conocer vuestro cuerpo para poder destacar vuestras virtudes y disimular las imperfecciones, y así conseguir disparar el ánimo. Esto se logra realizando un estudio morfológico.

Además, con el estudio del color, trata de descubrir cuáles son los colores que mejor te sientan, en función de tu tono de piel, cabello y ojos. Una vez sabe cuál es tu estilo, en función de qué es lo que mejor te sienta, de tus gustos y forma de ser, realiza una asesoría en el vestir. Como tu asesora de imagen analiza tu fondo de armario y adapta tu propia ropa a tu estilo personal. Y no os asustéis, porque está para ayudaros, no para juzgar qué es lo que guardáis en vuestro cuarto.

Así, entre ambas veis qué deberías conservar, renovar o eliminar. Como personal shopper también te aconsejará acerca de qué prendas debes utilizar en cada momento del día, según qué ocasiones y cómo combinarlas. Algo que es sumamente importante, ya que muchas veces la clave no está en vestir bien o elegante, sino en saber cómo vestir en cada momento. Imaginad que vais a trabajar con un impresionante vestido de lentejuelas, pues bien, os sentiríais incómodas porque no es lo adecuado, es algo más bien para noches especiales.

Por otro lado, en la ruta de shopping, iréis a las tiendas en función de tus necesidades y ajustándoos siempre a tu presupuesto. Encontraréis juntas la ropa que mejor te sienta ahorrándote tiempo y dinero, ya lo verás.

Además de la ropa, juega un papel muy importante en la imagen saber maquillarse en función de nuestros rasgos. En los cursos de automaquillaje te enseñarán a destacar tus puntos fuertes para que te veas más favorecida.

Asimismo, también podrás contar con ella como tu personal shopper en Madrid cuando tengas esos eventos especiales en los que te vendría bien la ayuda de un estilista o un maquillador.

Y por último, aunque este sea un servicio del que normalmente tiramos mucho más las mujeres que los hombres, no os olvidéis que Marta San Miguel está para ayudaros a todos, así como cualquier otro personal shopper, que para esto no hay más que animarse, ya que no se hace una distinción por géneros, sino que todos queremos vernos y sentirnos bien cuando nos miramos frente al espejo. Si los hombres ya comienzan a estar cada día más preocupados por su salud, belleza o estilo, visitando a estilistas, buenos peluqueros y comprando ropa buena o usando cremas antiarrugas, esto no es más que un paso adelante más en ese proceso de igualdad también en el sector de la belleza, la moda y la estética.