Dientes sanos, corazón y pulmones sanos

PB111248

Tras un infarto haciendo running una mañana de domingo y varias pruebas en el hospital le explicaron  mi tío que no tenía ningún problema de corazón y que al ser un deportista, aunque sea amateur, no veían razón alguna para que le hubiera ocurrido lo que le había pasado. Buscaron causas y le dieron consejos y ¿sabéis cuál fue uno de ellos? Que se cuidará más su dentadura. Después de este consejo lo primero que hice fue consultar con mi clínica dental en Albacete Clínica Dental Olivares, en mi opinión una de las mejores de la provincia, y me confirmaron que la mala higiene bucal puede desencadenar, a la larga, en problemas cardiovasculares.

Está comprobado, no es algo que los dentistas se saquen de la manga para tener más motivos para darte con el fin de que acudas a ellos y cuides tus dientes, es algo real que puede salvarte la vida. Según el artículo de El Mundo “Infartos y neumonías por culpa de unos dientes insanos”  los pacientes que presentan enfermedad en las encías  tienen entre un 25% y un 50% de riesgo de sufrir infarto, un ictus o insuficiencia cardiaca.  Pero la cosa no se acaba aquí, no, unos estudios del Centro de Estudios Dentales en Ghaziabab y del Dental College Hospital en Calcuta demuestran que las personas con enfermedad periodontal tienen más probabilidades de padecer neumonía, bronquitis o enfisema.

¿Os imagináis estar practicando vuestro deporte favorito, ese que hacéis para estar en forma y saludables, y que os dé un infarto por culpa de una enfermedad en las encías? Suena ridículo pero por lo visto ocurre muy a menudo.

Lo que ocurre es que las infecciones respiratorias implican la aspiración de las bacterias en las vías respiratorias inferiores y la placa dental puede servir como reservorio de patógenos respiratorios, especialmente en pacientes de alto riesgo con pobre higiene oral. El tabaco, además de otras causas, es un agravante de la periodontitis así que los fumadores ya tenéis un motivo más para dejar de fumar.

El caso es que la acumulación de placa supragingival y/o bolsas periodontales favorecen la colonización de patógenos respiratorios y hacen más propensos a los sujetos a contraer una enfermedad respiratoria.

Ahora bien, ¿Cómo prevenir la gingivitis o inflamación de encías? Aunque suene de Perogrullo lo mejor es y siempre será llevar una buena higiene bucodental con la utilización del cepillado, el hilo dental, los cepillos interdentales y los enjuagues bucales diarios.

Está claro que no todos usamos todas esas herramientas a diario pero el hilo dental, el cepillado dos veces al día y el enjuague, al menos cada vez que nos cepillamos, es algo que sí deberíamos utilizar todos y cada uno de nosotros.