Descubrir el Sur a través del deporte

Sevilla, Granada y Córdoba son tres de las ciudades más importantes a nivel turístico de nuestro país. Y además, para nuestra salud y activación, pueden suponer una importante fuente de energía en el sentido de que ofrecen un mapa perfecto para una caminata turística en la que combinar el deporte con las visitas guiadas por Sevilla, Córdoba o Sevilla. Muchas veces no somos capaces de comprender que en la ciudad reside el mejor campo de actividad y puesta en forma. Para llegar a tener un cuerpo sano no es necesario que salgamos a correr o nos apuntemos a natación y acudamos dos o tres veces en semana. En muchas ocasiones, el simple hecho de caminar ofrece resultados inmejorables para nuestro cuerpo y, por consiguiente, para nuestra mente. Ya sabemos lo que se ha dicho siempre: “mens sana in corpore sano”.

La actividad deportiva no está reñida con otras actividades como, por ejemplo, el turismo. Quizás el disfrute turístico sea un empujón necesario para comenzar a practicar deporte de forma creativa. La zona de Andalucía es un bello lugar en el que comenzar la que quizás pueda que sea una gran afición. Además, una de las grandes ventajas para lo que podríamos llamar “caminata turística” es que no necesita nada más que un buen par de zapatillas, muchas ganas de ponerse en forma y, como mucho, una cámara de fotos en la que inmortalizar nuestro recorrido, que podría hacerse en solitario o acompañado de un grupo de personas, familiares o amigos.

Si la visita los tiene, los guías turísticos de Córdoba no dejarán pasar bajo ningún concepto el monumento clave de la ciudad: la Mezquita de Córdoba, construida entre los siglos VIII y X sobre los restos de un antiguo templo romano, y que en el año 1236 pasó a convertirse, tras la Reconquista, en un templo de culto cristiano hasta nuestros días. Tal vez el mayor vestigio de la época musulmana en España, Al Ándalus todavía se puede respirar en Córdoba a través de sus muros, los recovecos, las paredes encalladas, las estrechas calles y la multitud de patios de la ciudad, que se erige a orillas del río Guadalquivir. Más allá de la Mezquita, el Alcázar se edifica como otro de los grandes monumentos de la ciudad cordobesa, en la que además se puede caminar por puentes romanos y antiguos callejuelas que rememoran tiempos añejos.

Pero, sin duda, si hablamos de vestigios del paso musulmán por la península ibérica no podemos olvidarnos de la Alhambra de Granada, quizás el mayor monumento turístico de nuestras fronteras. Repleta de historias e Historia, y reconocida como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, junto al Barrio del Albaicín, el complejo es un testigo de oro de cómo vivían en su día los musulmanes que llegaron procedentes del Imperio Islámico y constituyeron el reino de Al Ándalus. El interior de sus murallas ofrece un perfecto espacio en el que caminar mientras se disfruta de lo imponente de la arquitectura, así como de los pequeños detalles existentes, por ejemplo, en el famoso Patio de los Leones. Los tours por Granada no pueden obviar la Alhambra, evidentemente, aunque no es la única visita obligada en la ciudad, que también cuenta, entre otros puntos de interés, con una catedral renacentista cuya construcción data del siglo XVI.

Sin salirnos de las fronteras de Andalucía, llegamos a su capital, Sevilla, una de las ciudades de mayor relevancia en todos los ámbitos en nuestro país. Probablemente estemos ante la ciudad que más favorezca la alegría. La luminosidad que le proporciona el sol, la hospitalidad de sus habitantes y el maravilloso espacio que conforman todas sus calles hacen de ella una ciudad de “color especial”, como decía aquella conocidísima canción de Los del Río. Imprescindibles en nuestra visita la Giralda, situada en un flanco de la Catedral gótica, que es la más grande del mundo, la Torre del Oro o la orilla del Guadalquivir. En este sentido, para nuestra caminata turística a través de esta visita guiada por Sevilla no faltará un paseo por esta última.

Como veis, ponerse en forma y activarse puede ir de la mano de conocer mundo y disfrutar de las ciudades. Y si es en el Sur, mucho mejor.