Combate la pereza con formas divertidas de hacer deporte

Hace unos días navegando por internet buscando los productos aquellos con los que jugábamos los que habíamos nacido en los años 80, me encontré con una página web de una empresa que vendía los walkie talkies con los que tanto nos habíamos divertido en la infancia, eso sí, versión profesional, nada de juguetes. Se trata de la web de la tienda online Milwalkies. Ahí se pueden comprar walkies, emisoras, transceptores, complementos y accesorios para los mismos de forma muy sencilla. Al principio lo vi como algo gracioso, pero luego pensé que quizás no sería tan mala idea hacerme con unos de verdad para organizar juegos con mis amigos y salir al campo a hacer deporte.

Últimamente andamos la verdad algo perezosos todos con la llegada del otoño y del frío. Apenas tenemos ganas de salir de casa y preferimos quedarnos a ver una serie o una película desde el sofá de casa y tapaditos con una manta. Pero esto tampoco es muy sano, el deporte es una parte fundamental de nuestras vidas y nos ayuda a mantenernos en forma y en buen estado físico, así que hay que combatir la pereza, y con trucos como los juegos es mucho mejor.

Yo compré los walkies al final y los usamos para hacer divertidas rutas por el campo. Por ejemplo, guardamos diferentes objetos y jugamos a tratar de encontrarlos dándonos pistas y manteniendo el contacto a través de estos aparatos. Es muy divertido y es una forma de hacer deporte casi sin darnos cuenta. Cuanto más lejos o más alto escondamos el objeto, más nos tendremos que mover, pero gracias a estos aparatejos no estaremos perdidos.

correr

El deporte es siempre una fuente de salud.

Las piscinas son también un gran lugar para hacer deporte de manera divertida. Es cierto que ahora hace algo más de frío, pero en cualquier ciudad encontraremos una gran oferta de piscinas cubiertas en las que disfrutar. Podemos llevar una pelota para jugar al waterpolo o, sin ser tan profesionales, simplemente poner una red de esas que venden en cualquier gran superficie y jugar a pasarnos la pelota por encima sin que caiga. No es necesario ponerlo tan difícil.

Si tenemos un espacio en casa donde desplegar una mesa de ping pong, esto también puede ser muy divertido. Decimos desplegar porque la mayor parte de este tipo de mesas que se venden ahora son plegables, así que se pueden doblar y guardar fácilmente en cualquier lugar. Lo único que importa es tener un lugar donde luego estirarlas. De esta formas, podemos por ejemplo organizar campeonatos con nuestros amigos, al mejor de tantas partidas o ir turnándose y a ver quién gana de entre todos. La clave está en divertirse y no parar de moverse.

Otra de las opciones que a mi grupo de amigos es la que más le gusta es la que tiene que ver con juntarnos para comer todos juntos en el campo y disfrutar allí de jornada de juegos. Solemos salir a pasear al campo para caminar a la orilla del río y buscar el sitio más adecuado durante un buen rato para comer todos juntos de tupper y charlando y que tenga luego una buena explanada donde jugar al fútbol.

Y por qué no, otros de los mejores deportes, aunque no esté reconocido como tal, y que es para todas las edades, consiste en bailar. Se trata de una de las mejores maneras de mover el cuerpo en su totalidad y casi sin enterarnos. Al son de la música estaremos ejercitándonos y, cuanto más movida sea esta, posiblemente mayor felicidad obtengamos.

Porque no os olvidéis, el deporte genera hormonas de la felicidad, de forma que no solo nos encontramos mejor físicamente, sino también por dentro.