Consecuencias de un accidente deportivo

Tenemos en mente siempre que hacer deporte es magnífico para nuestra salud, algo real, pero también debes saber que en ocasiones puede tener consecuencias que, aunque inesperadas suceden y te cambian la vida.

En mi caso era un apasionado de la hípica y un desgraciado accidente al abordar uno de los saltos me provocó una lesión grave en la espalda que me dejó postrado en silla de ruedas y con escasas posibilidades de volver a andar.

Cuando tienes un accidente así la verdad es que bastante tienes en los primeros días con asimilarlo, por no decir con aguantar el dolor del propio accidente. La vida debe continuar y gracias a mi pareja que contactó con www.invalidez.es que me asesoraron sobre el tipo de invalidez que tenía (invalidez total) y los pasos que tenía para proceder a solicitar la pensión que está determinada cuando uno no puede ejercer labor alguna.

La invalidez o la incapacidad laboral tiene que ver con una situación en la que por enfermedad o tener un accidente, la persona ve como deja de tener capacidad para trabajar en su puesto de trabajo, en el caso del mío, hostelería.

Mis abogados de Duran & Duran Abogados me comentaron que debía tener claro el grado de incapacidad para proceder a solicitar la pensión que me ayudaría a tener unos ingresos para seguir viviendo a pesar de mi lesión.

La lesión era de invalidez permanente para el ejercicio de mi profesión, la cual era evidente, ya que solo podía mover un brazo y encima había perdido mucha fuerza, por lo que casi no tenía utilidad. Son situaciones que noquean a cualquier persona y en las que lo último que tiene uno ganas es de meterse en vericuetos legales cuando bastante tiene la persona con asumir lo que le acaba de ocurrir e intentar seguir viviendo.

shutterstock_27856767reducida

Uno debe asesorarse convenientemente para conocer su tipo de invalidez

Mi consejo es que si has tenido un accidente intentes asesorarte con un equipo de abogados sobre el tipo de invalidez que tienes y el tipo de pensión que te corresponde. Con una buena documentación sobre tus lesiones no tendrás problema en poder solicitar la pensión, algo que es justo y necesario.

La verdad es que cuando uno tiene un accidente de este tipo se queda con el sentimiento de estar en un mundo nuevo al que no sabe cómo se va a adaptar, todo son incertidumbres y el tema económico como es normal importa y mucho, por lo que debes luchar por solicitar lo que te corresponde.

Desgraciadamente en nuestra sociedad no se suele tener mucha información sobre estos temas y pasa lo que pasa, que te ocurre una situación de este tipo y te encuentras totalmente sin conocimientos sobre a donde hay que ir y que pasos tienes que dar para que te concedan la pensión que necesitas.

Ahora, una vez pasados los meses y con mi pensión de invalidez reconocida, respiro tranquilo, pero me pongo en el lugar de todos los que día a día se encuentran con estas situaciones y me da tristeza, más información y poner las cosas más fáciles a los ciudadanos es la solución.